Una niña mexicana de ocho años ha ganado un prestigioso premio de ciencias por fabricar un calentador solar con mangueras viejas, paneles de vidrio de una antigua obra y troncos. Su invento ayudará a las personas de bajos ingresos a dejar de cortar árboles para obtener leña, reduciendo así el cambio climático.

Seguro que tú también tienes algunas ideas de productos. Posiblemente, las hayas archivado porque no sabías qué hacer después. Pues bien, resulta que no hace falta tener mucho dinero, una licenciatura en física o un laboratorio para poner en marcha tu idea de producto.

Lo que puedes ver en la imagen de arriba es un prototipo de producto. Es el paso que hay que dar cuando se tiene una idea de producto. Un prototipo proporciona una prueba física de la viabilidad de tu producto y facilita la detección de los fallos de diseño. Puedes utilizar el prototipo para asegurar la inversión, despertar el interés en una plataforma de crowdfunding y facilitar el proceso de fabricación.

En este artículo, te guiaremos a través de un proceso paso a paso para crear un prototipo de producto. Aprenderás a desarrollar tus ideas, a encontrar fabricantes e incluso a solicitar patentes. Y sí, puedes hacerlo.

¿Qué es un prototipo de producto?

El diccionario Merriam-Webster define un prototipo como un “modelo original sobre el que se modela algo”.

En lenguaje coloquial, un prototipo es una versión real en 3D de su idea de producto.

Una copia impresa en 3D del diseño de un juguete es un “prototipo”, al igual que un modelo de papel y pegamento de una nueva herramienta. Si existe para demostrar una idea o estudiar su viabilidad, puede llamarse prototipo.

Los prototipos se pueden clasificar en cuatro grandes categorías según su función y complejidad:

Prototipo visual: El prototipo visual está pensado para mostrar el tamaño y la forma del producto final. No tiene la funcionalidad, los materiales ni la masa del producto. Simplemente representa sus dimensiones.

Un bloque de madera con la forma del producto final es un “prototipo visual”, al igual que un modelo digital realizado en un software de renderizado 3D.

“Prueba de concepto”: Se trata de un modelo rudimentario destinado a demostrar las funciones y la viabilidad de la idea, es decir, a demostrar que el concepto puede funcionar realmente. Para crear este prototipo se suelen utilizar los materiales que se tienen a mano. No tiene que tener el mismo aspecto, tacto o incluso funcionar como el resultado final; simplemente tiene que demostrar que la idea es viable.

Un gran ejemplo de prototipo de “prueba de concepto” es el diseño original del Super Soaker. En lugar de piezas mecanizadas de lujo, está hecho con tubos de PVC y una botella de coca-cola vacía.

Prototipo de presentación: Como su nombre indica, se trata de una versión del producto lista para su presentación. Es funcional y tiene el mismo aspecto que el producto. Puede mostrar este prototipo a inversores, fabricantes y posibles clientes para que se hagan una idea de cómo será el resultado final. Este prototipo suele estar hecho con materiales y técnicas de fabricación personalizados.

Puede ver ejemplos de prototipos de presentación en los coches de concepto creados por los fabricantes de automóviles. Dado que suelen estar pensados para la demostración y no para la producción, estos coches suelen utilizar materiales caros y técnicas de fabricación de alta gama.

Prototipo de preproducción: Es una versión modificada del prototipo de presentación. Tiene la misma funcionalidad, pero se construye con materiales y métodos listos para la producción. Los fabricantes suelen fijarse en el prototipo de preproducción para saber cómo fabricar el producto en serie.

Cada uno de estos prototipos se basa en el anterior. Por supuesto, no es necesario pasar por las cuatro etapas. Puedes pasar de una prueba de concepto construida con cinta aislante y papel a un prototipo listo para la producción.

Cómo crear su prototipo de producto

Si está leyendo esto, es probable que ya tenga una idea para un producto. Puede tratarse de un simple boceto en una servilleta, de un renderizado en 3D o incluso de una prueba de concepto totalmente desarrollada.

El siguiente paso es convertir esta idea en un prototipo funcional. A continuación compartiremos un proceso para crear tu propio prototipo:

1. Crear un diagrama o boceto detallado

El primer paso para crear un prototipo es crear un boceto o diagrama conceptual detallado. Su objetivo debe ser captar el mayor número posible de ideas de forma visual.

Lo ideal es tener dos bocetos conceptuales:

  • Un boceto de diseño que muestre cómo podría ser el producto una vez terminado
  • Un boceto técnico que muestre las dimensiones, los materiales y el funcionamiento del producto.

Puede utilizar un programa informático para hacerlo, pero el lápiz y el papel funcionan mejor. Incluso puede recurrir a estos dibujos de papel y bolígrafo cuando vaya a presentar una patente. No dudes en experimentar y ser creativo en este paso. Estás muy lejos de la fabricación en este punto; no tengas miedo de probar cosas nuevas.

2. Crear un modelo 3D (opcional)

El siguiente paso (opcional) es transferir tus bocetos conceptuales a un software de modelado 3D. Esto le ayudará a usted (y a terceros, como inversores o socios) a visualizar mejor el producto. También puede utilizar este modelo para crear una copia impresa en 3D de su prototipo.

Otra ventaja de un modelo 3D es que puede utilizar aplicaciones de realidad aumentada como Augment.com para visualizarlo en el mundo real. Esto funciona especialmente bien para demostrar el tamaño, la forma y el diseño de una idea de producto. Sin embargo, puede resultar caro para una pequeña empresa que aún no se ha lanzado al mercado.

Hay una serie de herramientas que se pueden utilizar para crear modelos 3D sencillos. Shapeways tiene una buena lista de recursos gratuitos y de pago.

3. Crear una “prueba de concepto”

Ahora viene la parte divertida: construir realmente la idea del producto.

La forma de construir tu primera prueba de concepto dependerá de varias cosas. Si tienes un producto sencillo que ya has modelado en un software 3D, puedes simplemente imprimirlo en 3D para crear tu “prueba de concepto”.

Sin embargo, si tienes un producto complejo con varias piezas mecánicas o electrónicas, tendrás que improvisar más.

Recuerda que la prueba de concepto no tiene por qué tener un buen aspecto ni parecerse al producto final. Simplemente tiene que funcionar. Incluso puedes utilizar productos domésticos comunes para crear este modelo en su fase inicial.

Para productos más complejos, puede que tengas que buscar la ayuda de un manitas o un maquinista.

4. Cree su primer prototipo

Tu prueba de concepto muestra que tu producto funciona. El modelo 3D muestra el aspecto que podría tener.

El siguiente paso es combinar lo aprendido en la prueba de concepto y el modelo 3D para crear el primer prototipo.

Debe ser un modelo bastante detallado que se parezca al producto final y tenga las mismas funciones.

No siempre es posible crear este primer prototipo detallado en solitario. Dependiendo de la complejidad, es posible que desee obtener la ayuda de un maquinista o de un diseñador de prototipos especializado.

Puede utilizar directorios como ThomasNet e Engineering.com para encontrar diseñadores de prototipos.

Dado que se trata de un primer prototipo, no debe preocuparse demasiado por el tipo de materiales utilizados ni por el coste. Tu objetivo es conseguir un modelo funcional que se parezca a tu producto final.

5. Crear un prototipo listo para la producción

El último paso antes de llegar a la fabricación es recortar la grasa de su primer prototipo y llevarlo al estado de producción.

Esto es esencialmente un proceso de análisis de costes y viabilidad. Hay que revisar cada parte del prototipo y buscar formas de reducir costes sin comprometer la funcionalidad.

Al mismo tiempo, hay que buscar formas de mejorar la estética o la durabilidad del producto.

Por ejemplo, puede sustituir una pieza de plástico muy utilizada por metal, y una pieza de metal poco utilizada por plástico. Esto le ayudará a reducir los costes sin perder la calidad.

Resulta útil trabajar con un fabricante y averiguar cómo los distintos componentes del prototipo pueden repercutir en su coste y calidad. También hay que estudiar diferentes materias primas y ver cuáles son más agradables estéticamente.

Su objetivo debe ser encontrar un equilibrio entre el coste y la calidad en función de sus clientes objetivo. Si se dirige a compradores de lujo, por ejemplo, la calidad será más importante que el coste. Para los clientes de bajo presupuesto, será lo contrario.

Una vez que tengas un prototipo listo para la producción, puedes encontrar un fabricante y empezar a vender tu idea al mundo.

Consejos para crear su prototipo de producto

Crear un prototipo de una idea desde cero puede ser complejo, sobre todo para quien lo hace por primera vez. Seguir estos consejos hará que el proceso sea mucho más fluido:

1. Cree una lista de características prioritarias

Es inevitable que su producto final no tenga todas las características que imaginó en su idea original. Las limitaciones de costes y materiales obligan a recortar algunas características caras.

Por eso, cuando diseñe su primer prototipo, separe todas las características en tres categorías:

• Necesidad de tener: Se trata de características absolutamente necesarias para que el producto funcione. Por ejemplo, el “almacenamiento portátil” sería una característica necesaria en un iPod.

• Es bueno tenerlas: Son características que ayudarían a su producto a destacar, pero que no son esenciales para su funcionamiento. Por ejemplo, la “rueda de clic” era una característica necesaria en el iPod. Facilitaba el uso del iPod, pero no era esencial para su funcionamiento.

• No es necesario: Se trata de características que son superfluas para el producto y que no aportan mucho en cuanto a atractivo o utilidad. A menudo, estas funciones también son demasiado caras de implementar. Puedes descartar con seguridad estas características en tu diseño.

Intente tener el mayor número posible de características necesarias en su diseño final.

2. Firmar acuerdos de confidencialidad y presentar patentes

En el transcurso del desarrollo de tu prototipo, es inevitable que recurras a un diseñador de prototipos, un maquinista, un modelador 3D, etc.

Si tu idea es innovadora, pronto puedes descubrir a alguien que la vende en AliExpress por un precio mucho más bajo. Incluso si no copian la idea del producto, podrían copiar un nuevo diseño o una técnica de producción que hayas desarrollado.

Para protegerte del robo de la propiedad intelectual, puedes tomar las siguientes medidas:

  • Solicite una patente para la idea y el diseño del producto.
  • Pida a todos los terceros que firmen acuerdos de no divulgación (NDA).
  • NOLO tiene una guía para principiantes sobre cómo presentar su propia patente, aunque lo ideal es que recurra a un abogado de patentes.

3. Tener en cuenta los costes al diseñar

Uno de los mayores retos a la hora de crear un prototipo es equilibrar la utilidad y el coste. Quiere que el producto cumpla las funciones prometidas, pero también quiere venderlo a un precio razonable. Un producto excepcional que sus clientes no pueden pagar está destinado al fracaso.

En cada etapa del proceso de diseño, hágase dos preguntas:

  • ¿Es necesaria esta pieza?
  • En caso afirmativo, ¿cuál es el material más barato para fabricarla sin sacrificar la utilidad?

El coste de los materiales varía mucho, incluso entre materiales de la misma categoría (como “plástico” o “metal”). Téngalo en cuenta a la hora de diseñar su producto.

4. Utilizar técnicas de fabricación estándar

Otro motivo de sobrecostes entre el prototipo y el producto final es el uso de técnicas de fabricación a medida.

Básicamente, cualquier fábrica que construya su producto utilizará algunos procesos de fabricación estándar de la industria (como el “moldeo por inyección”). Si su producto no puede fabricarse con ellos, la fábrica tendrá que crear técnicas personalizadas y formar a su personal para que las utilice.

Esto puede aumentar considerablemente el coste de producción, sobre todo si se fabrican lotes pequeños.

Por lo tanto, cuando diseñe su prototipo, vigile de cerca el tipo de proceso de fabricación que requerirá cada pieza. Si una característica requiere una técnica de producción muy personalizada, considere la posibilidad de eliminarla. Un diseñador de prototipos o un maquinista deberían poder ayudarle a resolver esto.

5. Tomar ideas prestadas de la competencia

Desmontar los productos de tus competidores puede darte un conocimiento detallado de lo que funciona y lo que no a la hora de fabricar un producto. Esto puede ser de gran ayuda a la hora de diseñar su propia idea.

Por lo tanto, antes de empezar a crear su prototipo, observe detenidamente los productos de sus competidores. Analice sus materiales, su diseño y sus técnicas de fabricación. Busque defectos y oportunidades.

6. Pruebe su prototipo de producto

Probar un prototipo es una parte esencial de la creación de un producto. Te ayudará a identificar los puntos débiles de tu prototipo y evitarás pasarte del presupuesto: es más barato arreglar un prototipo que un producto final. Por no hablar de que obtendrá valiosas opiniones de personas reales y mejorará su producto para evitar comentarios negativos después de lanzarlo.

Puedes probar tu prototipo tú mismo y pedir a tus amigos que participen antes de hacer pruebas externas.

Cuando pruebe su prototipo, asegúrese de:

  • Determinar qué va a probar exactamente. “Quiero probar mi prototipo” es demasiado vago. “Quiero averiguar si la gente puede utilizar mi producto para transportar pasteles de forma segura”, eso le ayudará a evaluar el potencial de su prototipo.
  • Invite al público adecuado a probar su prototipo. Lo ideal es que sea su público objetivo. Por ejemplo, si estás creando un producto para estudiantes, tiene sentido ofrecerles que lo prueben.
  • Establece una tarea clara para la gente. Es mejor ofrecerles un escenario realista para que entiendan qué es exactamente lo que tienen que probar. Por ejemplo: “Es tu fiesta de cumpleaños. Estás buscando un juego de mesa que tenga reglas sencillas y sea apto para todas las edades. Juega a este juego para ver si se adapta a tus necesidades”.

He aquí posibles preguntas para sus probadores:

  • ¿Qué le gusta de este producto?
  • ¿Cuándo utilizarías este producto?
  • ¿Qué cambiaría de este producto?
  • ¿Lo recomendaría a un amigo?
  • ¿Elegirías este producto en lugar de otros similares que existen en el mercado? Explique por qué.

¿Qué es lo siguiente?

Crear y probar un prototipo de producto te acerca un poco más al lanzamiento de tu producto en el mercado. Asegúrese de prepararse con antelación: construya una presencia en línea para su negocio, empezando por un sitio web.

Con PagoYa E-commerce, puede hacerlo usted mismo, sin ayuda de diseñadores o desarrolladores. Elija lo que más se adapte a su negocio:

  • Crear un sitio de comercio electrónico – aquí se explica cómo crear uno gratis sin experiencia en tecnología
  • Añade una tienda online a tu sitio web actual
  • O bien, cree una tienda en línea sin un sitio web: ¡es totalmente posible!

¿Quiere saber más sobre cómo patentar un nuevo producto y fabricarlo? Aprenda de sus compañeros de PagoYa. Después de una operación de rodilla y otra de espalda, Angela Brathwaite buscaba un urinario de viaje portátil, pero no lo encontró. Así que diseñó y patentó uno ella misma.

***

¿Has diseñado alguna vez tu producto? Nos encantaría conocer tu historia en los comentarios.

Despegue

Avanzado

Ilimitado

Adicionales

Potencia tu negocio

Ver todos

w

¿Necesitas respuestas? Chatea con nosotros

Obtén respuestas rápidas sobre las características y precios de PagoYa!

File:WhatsApp.svgWhatsApp

Messenger

Lunes a Viernes 9:00 a 18:00

Contáctanos

Dinos cómo podemos brindarte la mejor ayuda.

📞  +51 994 035 196

✉️ info@pagoya.shop

p

¿Necesitas más información?

Te devolvemos la llamada. Déjanos tus datos.

📝 Llámenme

Cómo te ayudamos durante el COVID-19

Lo que debes saber para ti y tu negocio durante la COVID-19.

🦠 Más información

Take Off

Advanced

$34.99

Request

Unlimited

Additional

Boost your business

See All

Need answers? Chat with us

Get quick answers about PagoYa! features and pricing.

File:WhatsApp.svgWhatsApp

Messenger

Monday to Friday 9:00 to 18:00

Contact us

Tell us how we can provide you with the best help.

📞  +51 994 035 196

✉️ info@pagoya.shop

Need more information?

We’ll call you back. Leave us your details.

📝 Call me back

How we help you during COVID-19

What you need to know for you and your business during  COVID-19.

🦠 Learn more

Redes sociales

Usa las redes sociales inteligentemente

ShopApp

Que tus clientes compren con tu propia app

Compatible con POS

¡En línea, sobre la marcha y en persona!

App Administración

Gestiona tu tienda en cualquier lugar